La Universidad a Debate

30 de noviembre, 1 y 2 diciembre. Campus de Guajara – Ciencias de la Información

(…the times they are a changing…)

La caída de la financiación de la Universidad pública en España, como consecuencia de la crisis y de las políticas aplicadas por los últimos gobiernos, ha contribuido a agravar una serie de problemas latentes en la institución y consolidar un escenario en el que se ha instalado el desencanto. Los planes de estudio oscilan a bandazos, sin que los cambios parezcan responder a estrategia alguna. Las tasas académicas han subido, las becas han disminuido y las condiciones de acceso se han endurecido, lo que ha llevado a una parte del alumnado a abandonar los estudios, sin que ese tipo de medidas haya significado una mayor calidad de la docencia. Las plantillas de profesorado se han reducido y han envejecido, lo que unido a una invasión burocrática reduce el tiempo que el personal docente e investigador dedica a sus misiones esenciales. Varias generaciones de investigadores españoles, tras haberse formado en centros internacionales, deambulan por el limbo de un futuro incierto, sin que la sociedad pueda beneficiarse de su formación y su experiencia. En el seno de la propia Universidad es habitual culpabilizar únicamente a los poderes públicos, sin asumir la responsabilidad de la institución, de sus gobernantes y de sus sistemas de gobierno.

En este contexto, más que nunca se hace necesaria una reflexión sobre el papel de las Universidades en las sociedades actuales, aceleradas y globalizadas, sobre su responsabilidad en la formación de una ciudadanía crítica y comprometida con valores progresistas, y sobre las reformas necesarias en cuanto a organización y procedimientos de gobierno, capaces de promover una docencia y una investigación de calidad en todos los ámbitos del saber y contribuir a la consecución del bien común. En el marco de su 225 aniversario, la Universidad de La Laguna, a través de la Cátedra Cultural Pedro García Cabrera, organiza unas jornadas en las que discutir sobre el papel de las Universidades públicas en la sociedad actual y la que se adivina en el futuro inmediato, los problemas que deben afrontar los próximos años, y los procesos a través de los cuales pueden participar en su propia adaptación a tiempos cambiantes.

Temas para el debate

Temas para el debate

Autonomía universitaria: función y límites. Autonomía y responsabilidad. Auto-organización y gobernanza. Flexibilidad vs rigidez normativa. Necesidad de reformas estructurales.
Financiación de las Universidades públicas. ¿Qué pueden hacer las Universidades para mejorar su calidad docente e investigadora, más allá de su dependencia del presupuesto general estatal?
Los tiempos están cambiando, y las Universidades pueden ser muy diferentes en las próximas décadas. ¿Cómo participar, desde las Universidades, en el diseño y desarrollo de sus reformas, más allá de una aceptación pasiva de los cambios impuestos? ¿Cómo evitar que esa participación no se convierta en una adaptación interesada y no responsable?
¿Cómo evaluar la producción de las Universidades en relación a su misión, objetivos y destinatarios? ¿Qué hay que medir y quién lo debe hacer?
¿Es posible una planificación de las Universidades a medio y largo plazo? ¿Debemos planificar desde los resultados más pragmáticos y de aplicabilidad inmediata, o es posible otro planteamiento?¿Cuál es la misión de la Universidad en el siglo XXI?
¿Cómo desarrollar políticas propias de recursos humanos, que permitan la actualización de las plantillas, evitando el corporativismo, la endogamia y la tensión entre colectivos y sectores?
La relación recíproca entre Universidad y Sociedad está en el centro del discurso. ¿Cómo establecer los cauces adecuados para que esa comunicación resulte efectiva y cuál es el papel de los Consejos Sociales?
¿Qué condiciones deben darse para que las Universidades contribuyan plenamente a la conformación de una ciudadanía y un espacio públicos realmente democráticos, que busquen y den respuestas a los problemas globales de la Sociedad, y no sólo a una parte privilegiada de ella?
El conflicto aparente entre ciencias y humanidades parece acrecentarse en situaciones de crisis económica. ¿Cómo transformar esa tensión en colaboración y en cooperación?
La igualdad en docencia e investigación debe ser una prioridad, y en el caso de la investigaciónlas directrices del ERA exigen el aumento del número de mujeres y la integración de la dimensión de género en la investigación. ¿Qué debe hacer la Universidad para abordar con efectividad este problema?
La investigación es una de las funciones esenciales de la Universidad, y una estructura organizativa basada en áreas de conocimiento y centros docentes puede no ser la más adecuada para su desarrollo. ¿Qué papel pueden desempeñar los institutos de investigación y otras estructuras similares?

Inscripciones

Completa tu inscripción online en la Sede Electrónica de la Fundación General de la Universidad de La Laguna